pan integral con espinacas
RECETAS

Pan integral con espinacas

pan integral con espinacas

Empezamos nueva semana de confinamiento y en esta ocasión os dejo la receta de un pan que me tuvo la tarde de ayer entretenida: un pan integral con espinacas.

La receta es de Cookpad, aunque como en la situación en la que nos encontramos hay ingredientes que no he podido encontrar, lo he adaptado a lo que tenía por casa. De todas maneras el resultado ha sido mejor del esperado, porque con tantos cambios como hice no sabía lo que podría salir.

A parte de los ingredientes, también hice una masa madre diferente: un poolish en este caso. La receta original es totalmente con harina integral, pero ya os comentaba más arriba, no disponía de la cantidad total necesaria e hice unos apaños. Vosotros podéis hacerlo con harina integral todo si disponéis de ella.

Ingredientes:

Para el poolish:

  • 150 g. de agua tibia.
  • 4 g. de levadura fresca (1 g. de levadura seca).
  • 150 g. de harina de trigo.

Para la masa blanca:

  • 130 g. de agua.
  • 4 g. de levadura fresca (1 g. de levadura seca).
  • 120 g. de poolish.
  • 200 g. de harina integral de trigo.
  • 40 g. de harina de trigo.
  • 5 g. de sal.

Para la masa verde:

  • 160 g. de puré de espinacas.
  • 4 g. de levadura fresca (1 g. de levadura seca).
  • 120 g. de poolish.
  • 200 g. de harina integral de trigo.
  • 40 g. de harina de trigo.
  • 5 g. de sal.

Elaboración:

Para el poolish:

  1. Para empezar con el poolish, ponemos en un recipiente el agua tibia y deshacemos la levadura en ella diluyéndola bien.
  2. A continuación, añadimos la harina, mezclamos bien y tapamos. El poolish estará listo cuando aumente su volumen y tenga una textura como de mousse con burbujas. El mío estuvo listo en unas 6 horas, pero podéis dejarlo una noche a temperatura ambiente.

Para la masa blanca:

  1. Empezamos poniendo todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora en el orden que los he escrito más arriba.
  2. A continuación, encendemos la panificadora en un programa que solo amase, sin levado. En mi caso es el programa Masa para pasta, que dura unos 15 minutos y lo único que hace es amasar.
  3. Cuando la masa esté lista, formamos una bola y la dejamos en un recipiente tapado mientras vamos con la siguiente masa.

Para la masa verde:

  1. Para esta masa, primero tenemos que hacer el puré de espinacas. Yo solo tenía espinacas congeladas, así que cogí los 160 g. y los descongelé en el micro (si te acuerdas los sacas antes a que descongelen). Una vez descongelados, los trituras con una batidora o similar. Si lo haces con espinacas frescas, añade muy poca agua, unos 12 gramos.
  2. Ahora ya se pueden añadir los ingredientes en la cubeta en el mismo orden que los escribí más arriba y encender la panificadora en el mismo programa que usaste para la masa blanca.
masas blanca y verde

Para el pan:

  1. Ahora que ya tenemos las dos masas para nuestro pan integral con espinacas, tenemos que estirarlas. Primero cogemos la masa blanca y la estiramos en una superficie enharinada (yo puse papel de horno y un poco de harina). Usamos para ello un rodillo y tiene que quedar con un espesor aproximado de 1/2 centímetro. Ten en cuenta que el ancho tiene que ser el de la cubeta de la panificadora, que es donde meteremos el pan a hornear.
  2. Una vez tengas extendida la masa blanca, pasa a extender la verde de la misma manera y con las mismas medidas.
  3. A continuación, coloca la masa verde sobre la blanca e iguala las orillas si lo necesitas.
  4. Llegado este momento, empieza a enrollar las masas desde un lateral de los que tengan el tamaño de la cubeta. Enrolla con cuidado apretando suavemente para que las masas se peguen bien.
  5. Una vez enrollado, cierra los extremos del pan para que no se vea el enrollado interno y mételo en la cubeta sin las palas.
  6. Por último, como tiene que levar unas horas, yo preferí poner el programa Integral para 1000 g. con tostado medio. Aunque este programa también amasa, al no tener las palas el pan queda intacto y nos beneficiamos del calorcito que crea la panificadora en los tiempos de levado.
  7. Una vez terminado el horneado, dejar enfriar sobre una rejilla antes de cortar.

Como veréis, la receta del pan integral con espinacas es algo más elaborada que las que suelo poner, pero con el tiempo que tenemos ahora en algo hay que entretenerse…

De todas maneras, difícil no es, sólo lleva algo más de tiempo. Espero que os animéis a hacerlo y me contéis los resultados. Como siempre, podéis dejar cualquier impresión en Comentarios, inscribiros para recibir las nuevas entradas a vuestro e-mail o uniros al Facebook de Panificando dándole a Me gusta arriba a la derecha. ¡Hasta pronto! 😉

Puede que te interese echarle un vistazo a mi Broa (pan campesino galaico-portugués)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Silvia Cordero Sahelices .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Hostinet.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.