bizcocho de avellanas cortado
RECETAS

Bizcocho de avellanas

bizcocho de avellanas cortado

Después de un tiempo sin poner una receta de bizcocho, ya tenía ganas… He elegido una receta muy sencilla y fácil de hacer: un bizcocho de avellanas.

Tengo que decir que, aunque los frutos secos me gustan, integrados en la repostería no me suelen hacer mucha gracia… Pero como hay que contentar a toda la familia, ahí está el resultado. Y la verdad es que no ha salido nada mal. Para adaptar la receta a la panificadora tuve que cambiar varias cosas y no las tenía todas conmigo, pensaba que igual no me subía… pero he quedado muy satisfecha con el bizcocho y la casa olía que ni os cuento…

Además, como todos los frutos secos, las avellanas tienen un montón de propiedades nutricionales y beneficios para nuestra salud a los que podéis echar un vistazo en el enlace que os dejo.

Ingredientes:

  • 100 g. de aceite de girasol.
  • 200 ml. de leche.
  • 4 huevos.
  • 150 g. de azúcar moreno o panela.
  • 250 g. de harina.
  • 10 g. de levadura química.
  • 100 g. de avellanas peladas tostadas.

Elaboración:

  1. Empezamos poniendo el aceite, la leche y los huevos en la cubeta de la panificadora.
  2. A continuación, añadimos el azúcar, la harina tamizada y la levadura.
  3. Encendemos la panificadora en el programa Pastel para más o menos 1000 gramos y tostado intenso para que se haga bien por arriba.
  4. Mientras la panificadora comienza a hacer su trabajo, picamos un poco las avellanas, pero sin llegar a convertirlas en polvo.
  5. Cuando queramos, o cuando la panificadora pite para que añadamos ingredientes, incorporamos las avellanas a la mezcla. Podemos quitar las palas si queremos, se desmoldará mejor el bizcocho luego.
  6. Una vez que termine el programa, desmoldamos con cuidado de no quemarnos y dejamos enfriar en una rejilla.

¡Y eso es todo! La receta de este bizcocho de avellanas es corta, pues no tiene complicación. Así que no tenéis excusa, porque se hace muy rápido. Si no os gustan las avellanas, podéis sustituirlas por otro fruto seco que os guste más (nueces, almendras, anacardos, …) o incluso por frutas deshidratadas (uvas, dátiles, ciruelas, …). Incluso se me ocurre que quedaría estupendo con chocolate en trocitos…

Pues nada más por hoy, cualquier duda o sugerencia me la podéis dejar como siempre en Comentarios. Recordad que Panificando también está en Facebook y que podéis suscribiros para recibir las actualizaciones al e-mail. Un saludo y hasta pronto 😉

Si te interesan los bizcochos con frutos secos, échale un vistazo a mi Bizcocho de cacahuetes

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Silvia Cordero Sahelices .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Hostinet.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: